MENU

¿Por qué una pancita saludable es clave para el desarrollo del bebé?

El crecimiento y desarrollo adecuado del bebé está, en gran medida, determinado por el óptimo funcionamiento de su sistema digestivo. Por eso los especialistas afirman que una pancita saludable es CLAVE para que pueda crecer sano.

Una pancita saludable garantiza que el sistema digestivo cumpla sus 3 funciones principales:

  • digerir y absorber los nutrientes esenciales de los líquidos y alimentos
  • proteger al organismo de agentes infecciosos
  • y comunicarse a través de diferentes señales con el cerebro

De esta manera, el bebé obtiene toda la energía y nutrientes que cada alimento puede otorgarle, no presenta molestias gastrointestinales, e incluso, se ha descubierto, que una buena salud intestinal contribuye a que tenga buen humor y una buena relación con su entorno.

Una pancita saludable además es beneficiosa para su salud a corto y largo plazo. El equilibrio del sistema digestivo previene la desnutrición y la deshidratación como también reduce el riesgo de desarrollar enfermedades inflamatorias, autoinmunitarias, alérgicas y trastornos digestivos más graves.

Una buena alimentación durante el embarazo, la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, prolongada hasta los dos años, y una equilibrada alimentación complementaria del bebé  favorecen que posea una  pancita saludable y por tanto, contribuya a su salud y bienestar general.

Ante cualquier duda, consultá con un profesional de la salud.

Notas relacionadas

Alimentación

7 errores que podrías estar cometiendo en la alimentación de tu bebé

Pancitas saludables

¿Cómo incide la salud digestiva de tu bebé en su estado de ánimo?