MENU

¿Cómo incide la salud digestiva de tu bebé en su estado de ánimo?

Si bien sabemos que el aparato digestivo es fundamental para incorporar y absorber los nutrientes de los alimentos, existe una relación poco conocida entre la pancita del bebé y su estado de ánimo. Por eso, estar atentas a su salud digestiva es muy importante, ya que de ella también dependen su bienestar general y su vínculo con el entorno.

Como todo, existe una explicación y podría ser la respuesta a los cambios de humor de tu bebé. ¡Conocela!

El segundo cerebro

Se dice que la panza es el “segundo cerebro” porque ahí, distribuidas a lo largo del intestino, existen aproximadamente 100 millones de neuronas que regulan el estado de ánimo y la sensación de saciedad.

¿Un regulador para el humor?

En el intestino también se encuentra el 95% de la serotonina total del organismo. Esta sustancia transmite señales entre los nervios y cumple distintas funciones.

  • Regula el sueño: Interviene en la producción de melatonina, una hormona que nos provoca y regula el sueño.
  • Regula el ánimo: También se ha comprobado que esta sustancia incide en los estados anímicos y que existe una relación entre bajos niveles de serotonina y la depresión.
  • Controla el apetito: Una cantidad adecuada de serotonina determina la sensación de saciedad, mientras que si su nivel es inferior, aumenta la necesidad de comer.

Esta hormona también interviene en numerosas funciones fisiológicas y sus niveles pueden variar según la alimentación, los hábitos, la práctica de ejercicio y la edad, entre otras cuestiones.

Más que una función digestiva

Según la guía Salud intestinal en los primeros años de vida publicada por Essential Knowledge Briefings, la colonización microbiana del intestino del bebé coincide con periodos de suma importancia en su desarrollo neurológico.

Cuando hablamos de colonización microbiana, nos referimos a la composición de la flora intestinal, es decir, a un conjunto de bacterias “buenas” que habitan en el intestino y que intervienen en la correcta digestión de los alimentos y en el desarrollo del sistema inmunológico, entre otras funciones.

De acuerdo con esta guía, podría existir una relación entre las alteraciones en la flora intestinal durante los primeros meses de vida y la disfunción del sistema nervioso central. Y, como consecuencia, podrían desarrollarse problemas psicológicos a largo plazo.

Entonces, además de su rol clave en la digestión de alimentos, el aparato digestivo puede influir en el comportamiento del bebé, su estado de ánimo, la respuesta al estrés y su salud psicológica.

Por todo esto, es fundamental que le prestes especial atención. No lo olvides: ¡Pancita saludable, corazón contento!

Recordá ante cualquier duda consultar con tu médico.

Notas relacionadas

Alimentación

7 errores que podrías estar cometiendo en la alimentación de tu bebé

Pancitas saludables

Razones por las que una pancita saludable es CLAVE para tu bebé