MENU

Esos molestos dientitos nuevos

La salida de los primeros dientes es un proceso molesto y doloroso para el bebé pero clave para que pueda masticar y aprender a pronunciar bien. En general, el primer dientito aparece entre los seis meses y el año de vida, pero cada niño es especial y el retraso no se debe a una falta de calcio, sino a sus tiempos personales.

Un mes antes de que le salga el primer diente el bebé empieza a llevarse todo a la boca, a morderlo con ansiedad. Esto se debe a que a veces los dientes están ocultos en las encías durante semanas, sin poder cortar el tejido gingival. Cuando el diente está a punto de salir la encía está inflamada, toma un color blanquecino y el bebé se siente molesto, irritable, porque le duele. Este proceso puede hasta levantarle fiebre al bebé.

Algunos consejos para aliviarle el dolor es masajearle la encía con un dedo envuelto en una gasa estéril o en frotar lentamente un hielo por la encía, también envuelto en gasa. Así, se desinflama y le duele menos.

También hay mordedores que se pueden enfriar en la heladera y le causan alivio al bebé. El frío reduce la inflamación y alivia el dolor.

En general los primeros dientes que aparecen son las paletas de abajo y luego las de arriba, porque son los que necesitan para morder las frutas y verduras blandas que empiezan a comer por sí mismos.

La primera limpieza de los dientes puede hacerse después del primer año, con un cepillo de cerdas blandas y mojado para que se ablande, no se debe usar dentífrico aún. Es importante enseñarle el hábito desde chicos, que observe a los padres lavarse los dientes para implementarlo en su rutina también.

Ante cualquier duda consulte a su médico.

Notas relacionadas

Alimentación

7 errores que podrías estar cometiendo en la alimentación de tu bebé

Pancitas saludables

¿Cómo incide la salud digestiva de tu bebé en su estado de ánimo?