MENU

Consejos prácticos para el salto al inodoro

El niño da señales claras que tenés que interpretar para empezar el proceso que puede durar unos pocos días o llevar meses. ¿Cuáles son esas señales? Te contamos algunas y te dejamos algunos consejos prácticos para que sea un proceso lo más simple posible entre los padres y el bebé.

¿Cuándo es el momento?

Si el nene o la nena pueden controlar el pis por algún tiempo y orinan de una sola vez, si identifican qué es lo que están haciendo y lo relacionan con un sonido, si ya te persigue cuando vas al baño e intenta imitarte, si le molesta el pañal sucio o se saca el pantalón solo es que ya está en momento de iniciar el cambio.

Algunos nenes aprenden rápido a retener el pis y la caca durante el día pero se les complica más durante la noche. A veces esto ocurre entre los 18 meses y los 3 o 4 años. Cada niño tiene su tiempo.

Tip: la mejor época para iniciar el proceso es en el verano porque los chicos toman más agua y comen alimentos con mayor fibra. Además, si se mojan es más fácil cambiarlos porque tienen menos ropa.

¿Por dónde empezar?

Primero asegurate de tener lo necesario: tiempo, paciencia y una pelela que le guste y le sea cómoda. Creale una rutina para ir al baño. Que el niño o niña se siente un rato antes de su baño, después del desayuno o al llegar del jardín, así lo toma como un hábito.

Una vez que ya sabe sentarse solo hay que explicarle que los adultos van al baño así, que hay que dejar de usar el pañal porque ya es más grande. Hay que ser claros al hablarle y usar el juego para que lo incorporen, el baño no tiene que ser un lugar hostil. No hay que insistirle ni demostrar frustración, los nenes van a hacerlo si se sienten cómodos, cuando estén preparados para el cambio.

Si se hace pis o caca en la ropa o en el pañal aprovechá el momento para sentarlo en la pelela y tirar los desechos por debajo de él así lo relaciona, es ahí donde tiene que hacerlo la próxima vez. Un secreto: si cada vez que lo sentás le hacés ruido de chorro de agua o de pis, ellos después lo utilizarán para avisarte que tienen ganas de ir al baño.

Dejalo que lo haga solo, que practique la independencia de ir al baño y sentarse en la pelela. Así podrán adoptar el hábito más fácil durante el día. Recordá que no siempre es tan sencillo por la noche. Para practicar te recomendamos que no tome tanta agua por la noche, que vaya a hacer pis antes de acostarse y que le dejes la pelela cerca de su cama. La paciencia y la buena voluntad son fundamentales en el proceso. ¡Suerte!

 

Ante cualquier duda consulte a su médico.

Notas relacionadas

Alimentación

7 errores que podrías estar cometiendo en la alimentación de tu bebé

Pancitas saludables

¿Cómo incide la salud digestiva de tu bebé en su estado de ánimo?